sábado, 7 de mayo de 2011

No te rindas

Hay muchas personas que, sin saberlo, se rinden en la búsqueda de Dios, por varias razones:

  1. Porque no entienden la palabra de Dios, y parece que todo el mundo a su alrededor la entiende menos ellos. Es decir, se rinden por falta de sabiduría.
  2. Porque piensan que en su vida han fallado tanto y han pecado tanto, que no se ven merecedores de la gracia de Dios, y se abandonan a una vida falta de valores y de valentía,y llena de culpa.
  3. Porque se han sumido en un cristianismo y fe vacios, sin obras, no sienten lo que sentían cuando descubrieron a Jesucristo, porque los problemas diarios y las complicaciones de este mundo han vencido a su fe.
  4. Porque el hecho de seguir a Dios ha supuesto un cambio en su vida, y la gente que le rodea no lo acepta, con lo cual le vence el miedo a perderlos, y se hecha atrás en sus convicciones y su fe. Es decir, son vencidos por la cobardía y por amor a las cosas de este mundo.
 Hay muchos otros motivos por los cuales algunos cristianos dan pasos atrás como los cangrejos en relación a su fe. Pero basicamente los más importantes son los señalados anteriormente. Analicemos estas situaciones:

Falta de conocimiento

 La falta de conocimiento a la hora de leer la palabra de Dios es muy común en un cristiano que da sus primeros pasos en la fe y quiere dedicar su vida a Cristo. 
 Este cristiano, en sus inicios, necesitará todo el apoyo posible por parte de los hermanos, de su iglesia,etc.... ya que de lo contrario, y si sus dudas y preguntas no son respondidas, puede caer en el desánimo, que le llevará a verse sumido en un mundo de dudas, en el que no entenderá qué sentido tiene ser cristiano, si parece que nada de lo que lee en la Biblia, va con él.
Debo deciros una cosa, hermanos míos, y es que toda persona que intente entender la Biblia desde un punto de vista particular, tendrá un 100% de probabilidades de no entender nada. Del mismo modo, todo aquel que lea la Biblia desde una falta de humildad, de arrepentimiento en su vida, y sin una búsqueda sincera de Dios, estará abocado al fracaso, y ninguno de los mensajes de la Palabra llegarán a su corazón.
Y es que la Palabra del Señor cambia vidas, transforma, edifica un nuevo ser....... Pero si antes de buscar a Dios no hemos vivido un verdadero arrepentimiento de nuestros pecados, y no estamos dispuestos a entregar nuestros problemas y cargas a Dios, nunca llegaremos a un verdadero discernimiento de la Palabra, porque ese discernimiento unicamente llegará mediante el Espíritu Santo de Dios, y mediante revelación, lo cual sólo sucede cuando en nuestra vida existe el perdón, la humildad, y el amor de corazón, no por interés.
La Biblia no es un libro más de la biblioteca más cercana, es la Palabra de nuestro Padre, y no es dada a conocer a todo el mundo, porque como está escrito:

"De oído oireis y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis, porque el corazón de este pueblo se ha entorpecido, y con lo oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni con el corazón entiendan, ni se conviertan y yo los sane," (San Mateo 13:14-15)
Así pues, si eres una de esas personas que quiere entender la Biblia porque quiere vivir la vida según la Palabra, y que le sea de bendición, lo primero que debes hacer es revisar tu interior y empezar, hoy mismo, a vivir una vida donde reine el perdón hacia los demás, el arrepentimiento por tus pecados, y el amor incondicional hacia los demás...... Porque unicamente entonces, podrás recibir el gran regalo que Dios tiene para ti, que es el discernimiento que unicamente puede llegarte viviendo una vida desde el Espíritu.

Culpabilidad
El sentimiento de culpa es el segundo motivo por el cual, al verse el cristiano acechado por el pecado, y no pudiendo superarlo en, lo que él considera, un tiempo razonable, cae en desánimo y al tiempo ya no se ve merecedor de la gracia de Dios. 
Debes saber que el tiempo que tú consideres razonable para que Dios actúe en ti, no es el mismo que el tiempo que Dios tiene para actuar en tu causa. Vivimos en un mundo sumido en el estrés, y en el que todas las cosas, para bien o para mal, se viven aceleradamente.
 Pero el que nosotros tengamos una concepción del tiempo, no quiere decir que Dios también lleve nuestro mismo ritmo al manejar las cosas. Debes saber que un retraso de Dios, no es una negativa, y que eres una obra en construcción, pero sólo depende de Dios, y de tu voluntad, que llegue a buen término, y que no se quede a mitad construir.
¡No lo permitas!. Deja que Dios termine de moldearte, pero no le metas prisa, no desesperes, que aunque no lo notes, el Señor te tiene muy presente, y aunque a veces caigas, arrepiéntete y vuélvete a levantar, porque unicamente ese ánimo de lucha será el que te lleve a los brazos de Jesús.

".....porque Dios escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscas, lo hallarás; pero si lo dejas, el te desechará para siempre...." (1 Crónicas 28:9)

Video: Superando la culpa.........y arrepintiendose (Dios te espera)


Rutina
Bueno, este es uno de los mayores problemas del cristianismo en nuestros días, caer en la rutina de fe y en los problemas del mundo. ¿Cómo se puede caer en la rutina de fe?. Muy fácil, este tipo de cristianos lee la palabra y le gusta, va a la iglesia y le resulta agradable, pero en su interior nada se mueve, está todo en calma, y todos aquellos sentimientos y sensaciones que sentía en los inicios como cristiano han desaparecido totalmente.
Es como si hubieran conectado el automático a su fe, y simplemente se dejan llevar en el día a día, dicen siempre los mismos consejos a todo el mundo, sus oraciones están repletas de..... "Señor,Señor......", pero es algo automático, aunque muchas veces, de cara a los demás, quieran aparentar lo contrario. Ese sentimiento de gozo en la fe en Dios ha desaparecido en sus vidas, y no saben cómo recuperarlo, con lo que, y gradualmente, su vida en la fe en Cristo se va haciendo más y más fría, acaban aconsejando a los demás con opiniones, y su camino se va desviando del que debería de ser.......
"No todo el que me dice: '¡Señor, señor!, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos." (san Mateo 7:21)

¿Y cómo se supera?. Pues, por supuesto y antes que nada, arrepintiéndose de nuestro mal camino en los últimos tiempos y, sobre todo, apartándose de las cosas del mundo para poder acercarse de nuevo a las cosas de Dios.
 Este tipo de cristianos, generalmente, tienen tantas preocupaciones y tantas cosas en la cabeza, que poco a poco han ido dejando menos tiempo para Dios en el día a día.
"No ameis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él." (San Juan Apostol 2:15)

Prioridades Equivocadas
Y finalizamos con el último punto que hace que alguien que ya ha descubierto a Dios y lo ha admitido en su vida como su guía, se aleje gradualmente del camino. 
Hay tantas cosas que hacer cada día, tantas preocupaciones, tantas tareas, tantos vicios, tantas costumbres, que el hecho de que aquella persona que descubre a Jesucristo quiera ponerlas todas en un segundo plano, muchas veces no es comprendido por los más allegados......
En estas situaciones se plantean una pregunta:

¿Qué hago?....¿Debo agradar a Dios y ponerlo como primero, si eso significa dedicar algo menos de tiempo a mi marido (mujer,amigos,etc........)?.¿No se lo tomarán mal?.

Y ahí empieza el dilema que, poco a poco, y gradualmente, les irá alejando de Dios, ya que muchos de nosotros vivimos en un mundo especial, llamado "El mundo del qué dirán".
 Buscan hacer feliz a su familia antes que agradar a Dios, y no saben que si antes agradan a Dios, su familia será feliz. La Biblia se muestra muy tajante al respecto:

".......los gentiles se angustian por todas estas cosas, pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas ellas. Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas" (San Mateo 6:33)
Y es que, ¿qué se puede temer si una persona esta o no en nuestra vida?. Ninguna persona podrá condenar tu alma, pero si reniegas de Dios y te averguenzas de Él, el dia del Juicio Él se avergonzará de tí. Si los que están a tu alrededor no respetan tu fe en Dios, ¿tu solución es apartarte de Él y vender tu alma?. Veamos que dice la palabra al respecto:

"Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna." (San Mateo 19:29)
Así pués, si por cualquiera de estos motivos os habeis alejado de Dios, aún estáis a tiempo de hacer lo correcto. El Señor está deseando que, como oveja perdida, vuelvas a su rebaño, un rebaño al que pertenecemos todos, un rebaño al que tiene preparada una vida repleta de bendiciones. Y lo más importante es que tengamos LA VOLUNTAD de seguir los pasos del Señor.

Video: Mi voluntad pertenece a.........

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada